La Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular, el dictamen que expide la Ley General de Educación y abroga la Ley General de la Infraestructura Física Educativa, y la remitió al Senado de la República para los efectos constitucionales.