Oregon gana el Rose Bowl en duelo de volteretas

Los Patos superaron por marcador de 28-27 a la Universidad de Wisconsin con tres anotaciones por tierra de Justin Herbert

En un juego reñido de principio a fin, los Patos de Oregon lograron el apretado triunfo 28 a 27 sobre los Tejones de Wisconsin con la gran actuación de tres anotaciones por la vía terrestre del pasador Justin Herbert para quedarse con el Tazón de las Rosas, que se efectuó en el mítico estadio Rose Bowl.

Apenas en la primera serie ofensiva, Oregon culminó una gran conducción con el acarreo desde la formación escopeta del propio mariscal de campo para colocar los primeros puntos del juego. Sin embargo, un regreso de patada de 95 yardas de Lewis al tomar toda la banda, empató rápidamente los cartelones.

Ahora fue la ofensiva de los Patos que se equivocó debido a la intercepción de Herbert, pero los Tejones apenas se conformaron con los tres puntos de Collin Larsh.

Los errores de ambos equipos siguieron en el segundo cuarto. Primero con un gol de campo fallido de Wisconsin y posteriormente con un balón suelto, donde el ataque de los dirigidos por Mario Cristobal no pudieron capitalizarlo en puntos al ser frenados en cuatro oportunidades dentro de la yarda 35 del rival.

Más tarde, Jack Coan fue quien falló su pase al ser interceptado, lo que dio pauta para el touchdown de Oregon con la segunda anotación por la vía terrestre del quarterback.

Once segundos antes del medio tiempo, la recepción dentro de las diagonales de Quintez Cephus le dio la ventaja a Wisconsin 17 a 14.

En el tercer periodo, los equipos especiales de Oregon bloquearon la patada para que Antonhy Lotti la llevara hasta la zona prometida, gestando otra voltereta.

Aunque el gusto de estar arriba les duró muy poco, ya que un corto acarreo de Mason Stokke aunado a otra exitosa patada, puso la diferencia de seis puntos a falta de 12 minutos en el partido.

Cuando parecía que el compromiso se le complicaba a los Patos, su defensiva recuperó otro balón que inmediatamente Herbert, por tercera ocasión, ingresó hasta la zona prometida para darle la vuelta 28 a 27.

Wisconsin tuvo un último intento, pero los castigos frenaron su marcha y los obligaron a despejar, por lo que Oregon consiguió los primeros y dices suficientes para acabarse el tiempo y sentenciar la victoria.